El vapor efectivamente afloja más, en menos tiempo y de forma suave, los contaminantes de la superficie. Use vapor para restaurar el brillo escondido debajo capas de contaminantes microscópicos. El vapor no brinda una capa de protección.